Los créditos rápidos online

Rentable Microcréditos rápidos online en 15 minutos:
■ Las 24 horas del día
■ Sin garante
■ Sin avales y en ASNEF
■ Las mejores condiciones
■ 100% seguro

Préstamos rápidos ¿cómo acceder a ellos?

Los créditos rápidos online son ahora mismo el modo más directo de obtener dinero en momentos determinados. Su principal característica es lo fáciles que son de obtener, al tratarse de cantidades relativamente bajas que se reembolsan en tiempo limitado. Aunque como decimos, son bastante accesibles, los solicitantes deben contar con una serie de mínimos requisitos para acceder al crédito online:

  • +18 años;
  • Residir legalmente en el país;
  • Disponer de alguna fuente de ingresos habituales;
  • No aparecer en listados ASNEF.
  • Tabla comparativa de 3 de las principales entidades de créditos en España:

    Personas aptas para acceder a un préstamo rápido

    Para conseguir préstamos rápidos online basta con unas condiciones mínimas. Los más generales e importantes:

    • Tener más de dieciocho años;
    • Residir legalmente en el territorio nacional;
    • ser propietario de una CC bancaria.

    Además la persona que haga la solicitud tendrá que contar con un teléfono móvil cuyo nº esté registrado a nombre suyo y deberá poder demostrar que tiene los recursos económicos en cantidad suficiente para liquidar el préstamo.

    Generalmente los solicitantes no suelen ser molestados con muchos papeleos. A pesar de que las condiciones son similares de unas financieras a otras en general, también las hay especializadas en dar créditos online con historial negativo, préstamos a desempleados, préstamos a jóvenes, etc.

    4 pasos para acceder a la financiación instantánea en línea:

  • Escoger la entidad que major se ajuste a los requerimientos de cada persona.
  • Señalar el montante total y el límite de devolución
  • Facilitar los documentos solicitados por la prestamista.
  • Situaciones en las que resulta ventajoso pedir préstamos online en el acto

    Cualquiera de nosotros se ha visto en la misma situación antes o después: ¡falta de liquidez momentánea para afrontar un gasto inesperado! Para adquirir un regalo, para la vuelta al cole o incluso para darse un bien merecido capricho.

    ¿Qué hacer para evitar pagar el 100% de una sanción de tráfico si no disponemos de liquidez en ese momento y aún faltan días hasta que nos paguen la nómina? En esos momentos en los que no se puede esperar, los minicréditos son la solución. Algunas de las situaciones más habituales a la hora de pedir minipréstamos, son las siguientes:

  • Pago de facturas;
  • Compra de material escolar;
  • Pagos a especialistas medicos;
  • Abono de sanciones de circulación;
  • Compras en periodos de rebajas;
  • Gastos extra (regalos, viajes…).
  • Etc.
  • ¿Hay que estar empleado para conseguir minicréditos rápidos?

    Ciertas financieras no exigen la justificación de un empleo sino más bien, la percepción de camtodades de dinero habituales (subsidio de desempleo, la pension, etc.), para tener acceso a los créditos rápidos y fáciles. De forma inversa a lo que hace la banca tradicional, este tipo de entidades prestamistas suelen fijarse en la capacidad del solicitante para devolver el dinero en vez de en su estado laboral.

    Hoy en día también existen financieras prestamistas enfocadas en la concesión de préstamos a grupos concretos: desempleados, amas de casa, personas con ASNEF, etc. Esto permite que individuos que no pueden accede a los créditos en unas financieras, puedan obtenerlo en otras.

    Documentación necesaria

    En los créditos rápidos online la rapidez es, como su propio nombre indica, una de las premisas más importantes, Al tratarse de cantidades relativamente pequeñas, no suele ser necesario presentar ningún tipo de avales ni hacer demasiados trámites para conseguir los minicréditos. Por lo general, la documentación requerida suele limitarse al documento nacional de identidad u otro documento identificativo, legal, un justificante de ingresos habituales, una CC a nombre del interesado y un teléfono (móvil) para contactar.

    Condiciones de los préstamos

    La mayor parte de prestamistas suelen exigir unas condiciones similares para conceder su financiación inmediata aunque algunas limitan la edad minima o máxima, o establecen otros requisitos como por ejemplo, que el solicitante no esté incluido en ningún fichero de morosos, tenga un empleo, etc.

    ¿En qué plazo recibiré mi dinero?

    No hay un dato exacto ya que eso dependerá de la entidad elegida. Lo más habitual es recibir el dinero de la forma más inmediata posible, a veces incluso en cuestión de minutos, una vez que la petición del solicitante ha sigo aprobada. En caso de que fuese necesario verificar algún dato adicional, el plazo podría alargarse, hasta 24 o 48 horas.

    ¿Hay una cantidad máxima de préstamos para una misma persona?

    En este sentido, no hay límites. Una persona podrá volver a pedir todos los que desee, uno a uno y de forma sucesiva, siempre que haya devuelto el anterior, por completo y en las condiciones acordadas con el prestamista.

    ¿Como he de devolver la cantidad solicitada?

    El propio usuario, al solicitar su minipréstamo, establece la cantidad y plazo de devolución. Lo único que tendrá que hacer para devolver el dinero, es hacerlo en las condiciones que él mismo estableció de antemano, en el momento de realizar la solicitud.

    Consecuencias en caso de incumplimiento de las condiciones acordadas

    Hay que tener presente que los préstamos rápidos, aunque sean por poca cantidad, son como cualquier otro producto bancario similar, y por lo tanto hay que devolver el dinero prestado en las condiciones y plazos acordados. En caso contrario, las consecuencias podrían ser graves. La financiera podría incluso reclamar el dinero por vía judicial y pedir daños y perjuicios.

    Si por cualquier motivo, no fuese posible restituir el dinero en el plazo y condiciones previamente acordados, lo más sensato es ponerse en contacto con la entidad lo antes posible para establecer unas nuevas condiciones de devolución, y evitar así la acumulación de intereses de demora y sanciones.

    Motivos por los que una solicitud puede ser rechazada

    La mayoría de financieras mantienen políticas de riesgo similares a la hora de aceptar o denegar solicitudes. Las más habituales suelen ser:

  • No disponer de la suficiente cantidad de ingresos como para reembolsar el préstamo sin dificultad
  • Aparecer en algún listado de impagos (ASNEF).
  • Sin embargo, hay financieras especializadas que aceptan clientes que otras rechazan. Tan solo es cuestión de buscar la que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.